¿Qué es un NFT?

¿Qué es un NFT?

Los tokens no fungibles (NFT) son elementos digitales únicos con propiedad administrada por blockchain. Los ejemplos incluyen coleccionables, artículos de juegos, arte digital, boletos para eventos, nombres de dominio e incluso registros de propiedad de activos físicos.

La idea de fungibilidad, se define como algo “capaz de reemplazar o ser reemplazado por otro elemento idéntico”. 

Para tener una mejor idea de lo que podría constituir un activo no fungible, solo piense en la mayoría de las cosas que posee. La silla en la que está sentado, su teléfono, su computadora portátil, cualquier cosa que pueda vender en Mercado Libre. Todos estos entran en la categoría de cosas no fungibles.

Resulta que los activos fungibles son en realidad los extraños. Una moneda es un ejemplo clásico de activo fungible. Cinco dólares son siempre cinco dólares, sin importar el número de serie en el billete específico de cinco dólares, o si son cinco dólares en su cuenta bancaria. La capacidad de reemplazar un billete de cinco dólares con otro billete de cinco dólares (o cinco, para el caso) es lo que hace que la moneda sea fungible.

Tenga en cuenta que la fungibilidad es relativa; en realidad, solo se aplica cuando se comparan varias cosas. Considere los boletos de avión en clase ejecutiva, económica y primera clase. Cada boleto es prácticamente fungible dentro de su clase, pero no se puede cambiar un boleto de primera clase por un boleto de clase ejecutiva. Incluso la silla en la que está sentado es prácticamente fungible con una silla del mismo modelo, a menos que haya desarrollado un accesorio especial para su silla en particular.

Curiosamente, la fungibilidad también puede ser subjetiva. Volviendo al ejemplo del boleto de avión: una persona que se preocupa por sentarse en un asiento junto a la ventana en lugar de un asiento en el pasillo podría no considerar intercambiables dos boletos de clase económica. De manera similar, un centavo raro puede valer 1 centavo para mí, pero vale mucho más para un coleccionista de monedas. Veremos que algunos de estos matices se vuelven importantes al representar estos elementos en blockchains.

Tokens no fungibles basados en blockchain

Así como teníamos monedas digitales (piense en puntos de aerolíneas, monedas en los juegos) antes de que surgieran las criptomonedas, hemos tenido activos digitales no fungibles desde los albores de Internet.

Los nombres de dominio, entradas para eventos, elementos del juego, incluso identificadores en redes sociales como Twitter o Facebook, son activos digitales no fungibles; simplemente varían en su comerciabilidad, liquidez e interoperabilidad.

Muchos de ellos son increíblemente valiosos: Epic Games obtuvo $ 2.4 mil millones en ingresos vendiendo disfraces en su juego gratuito Fortnite solo en 2018, se proyecta que el mercado de boletos para eventos alcance los $ 68 mil millones en 2025, y el mercado de nombres de dominio sigue experimentando un crecimiento sólido.

Así que está claro que ya tenemos toneladas de material digital. Pero, ¿hasta qué punto somos “dueños” de estas cosas digitales? Si la propiedad digital solo significa que un artículo le pertenece a usted y no a otra persona, entonces es de su propiedad en cierto sentido.

Pero si la propiedad digital se parece más a la propiedad en el mundo físico (la libertad de mantener y transferir indefinidamente), este no siempre parece ser el caso de los activos digitales. Más bien, usted es el propietario de estos activos en contextos específicos, lo que puede facilitar o no su traslado.

Intente vender una máscara de Fortnite en Mercado libre y descubrirá la dificultad de mover activos digitales de una persona a otra.

¡Aquí es donde entran las cadenas de bloques! Las cadenas de bloques proporcionan una capa de coordinación para los activos digitales, lo que les otorga a los usuarios permisos de propiedad y administración.

Las cadenas de bloques agregan varias propiedades únicas a los activos no fungibles que cambian las relaciones entre el usuario y el desarrollador de estos activos.

Fuente: Open Sea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.